recopilacion de articulos

miércoles, 30 de septiembre de 2015

El control de la glicemia podría ser individualizado.


 

La diabetes tipo 2 no se puede tratar con un método generalizado para todos, aconsejan la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) y la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (European Association for the Study of Diabetes).

La diabetes tipo 2 es un trastorno metabólico complejo, y tratar esta condición con frecuencia requiere un método personalizado y en varios frentes, señalan los expertos en unas nuevas directrices sobre el tratamiento de los niveles altos de glicemia que fueron publicadas recientemente.

Las recomendaciones son un esfuerzo conjunto de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) y de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (European Association for the Study of Diabetes).

"Avanzamos mucho en la gestión de la diabetes tipo 2", aseguró la Dra. Vivian Fonseca, presidenta de medicina y ciencias de la Asociación Americana de la Diabetes. "Las nuevas directrices se centran más en el paciente. El mensaje es elegir una meta adecuada para la glicemia según el estado de salud actual del paciente, su nivel de motivación, los recursos y las complicaciones".

"Gestionar bien la diabetes tipo 2 y mantener la glicemia bajo control es muy posible", anotó. "Es importante que los pacientes tengan una conversación con su médico sobre cuáles deben ser sus metas para la glicemia, y cuál es el mejor tratamiento, o tratamientos, para lograr esa meta".
Metas de glicemia según la persona

Las nuevas directrices aparecerán en la edición de junio de la revista Diabetes Care, pero se publicaron por adelantado en línea el 19 de abril.

Fonseca dijo que las nuevas directrices eran necesarias porque la gestión de la diabetes tipo 2 se hace cada vez más compleja. Hay una creciente variedad de fármacos disponibles, y constantemente se publican nuevos estudios de investigación que resaltan tanto los beneficios como los riesgos de los tratamientos actuales.

El mayor cambio en las nuevas directrices es un énfasis en un método de tratamiento centrado en la persona. Por ejemplo, la meta de glicemia de alguien que sea joven y saludable y que esté motivado para gestionar la diabetes tipo 2 será más baja que para alguien que sea mayor y tenga problemas de salud adicionales.
Tratamientos personalizados

Los cambios en el estilo de vida siguen siendo una parte importante del plan de tratamiento de la diabetes tipo 2 en las nuevas directrices. Las recomendaciones son perder de 5 a 10 por ciento del peso corporal, y realizar ejercicio moderado por lo menos dos horas y media cada semana.

"Las nuevas directrices se centran más en la persona. Tratar al paciente, y no a la glicemia. El tipo de medicamento se debe personalizar según las características de cada paciente", explicó el Dr. Joel Zonszein, director del centro clínico de diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

Y añadió que aunque las directrices actuales sólo cubren el tratamiento de la glicemia alta, también es importante recordar el control del colesterol y la presión arterial.

Fuente: Accu-chek.cl