recopilacion de articulos

domingo, 2 de diciembre de 2018

La idea de que la diabetes tipo 2 puede ser reversible ha ido ganando fuerza 
en la comunidad investigadora pero, hasta ahora, los mecanismos que impulsan 
esta remisión no se conocían.
 Ahora, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Yale en New Haven 
(EE. UU.) ha desentrañado el mecanismo por el que la restricción calórica conduce a la reversión de la diabetes tipo 2 en experimentos realizados con ratones.

Según los científicos, tan solo 3 días con una dieta muy baja en calorías (a nivel humano serían menos de 800 calorías al díafueron suficientes para revertir 
los marcadores de diabetes tipo 2 en los roedores diabéticos. 
Restringieron las calorías en las dietas de las ratas que mostraban el equivalente de todas 
las características de la diabetes tipo 2 en los humanos, que son la enfermedad del hígado 
graso no alcohólico, la hiperglucemia, la obesidad y la hiperinsulinemia (cuando la cantidad de  insulina en la sangre es mayor que la que se considera normal).


Las dietas restringidas contenían un cuarto de la ingesta calórica normal, y las ratas fueron 

sometidas a este tipo de dieta durante 3 días. En ese tiempo, el equipo utilizó una 
nueva técnica, que ellos mismos desarrollaron, que les permitió examinar 
una serie de cambios metabólicos que hacen que el hígado 
produzca glucosa en exceso.


Pasados los 3 días, los niveles de glucosa en sangre de los animales 
disminuyeron rápidamente. Además, pudieron revelar detalles adicionales 
de por qué exactamente estaba sucediendo esto:

"Utilizando este enfoque para interrogar exhaustivamente el metabolismo de los 
carbohidratos y las grasas, demostramos que es una combinación de 
tres mecanismos la responsable de la rápida reversión de la hiperglucemia después 
de una dieta muy baja en calorías", comenta Gerald I. Shulman, coautor 
del trabajo que publica la revista Cell Metabolism.



Tres mecanismos de inversión



Así, los investigadores encontraron tres mecanismos mediante los que 
este tipo de dieta redujo drásticamente las concentraciones de azúcar en 
sangre en los roedores:

-La dieta disminuyó la velocidad a la que el lactato y los aminoácidos 
se convirtieron en glucosa
-Disminuyó la velocidad a la que el glucógeno hepático se convirtió en glucosa.
-Disminuyó el contenido de grasa del hígado, lo que, a su vez, hizo 
que el hígado fuera más sensible a la insulina.

Estos tres mecanismos juntos promovieron la disminución de la glucosa 
de una manera independiente del peso, aclaran los autores, pues 
el peso corporal de los roedores no se vio afectado durante todo el estudio.


Fuente:  Muy Interesante


domingo, 25 de noviembre de 2018

Pistachos de Castilla-La Mancha para prevenir la diabetes gestacional







El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha señalado que el Gobierno regional, a través del Instituto Regional de Investigación Agroalimentaria y Forestal (IRIAF) ha donado 1.600 kilos de pistachos para un estudio sobre la prevención de la diabetes gestacional, cuyas conclusiones acaban de ser publicadas en la prestigiosa revista 'Plos One'.
De esta manera, el IRIAF, dependiente de la Consejería de Agricultura ha participado en el apoyo económico de los costes de la investigación y ha aportado esta cantidad de pistachos tostados sin sal, procedentes de sus campos de cultivo experimentales del Centro de Investigación Ambiental de 'El Chaparrillo' (Ciudad Real). Este centro "es un referente de primer orden en la materia, y gracias en buena medida a su labor divulgadora, el cultivo del pistacho se está expandiendo rápidamente por el centro y sur de la península ibérica", en palabras del consejero de Agricultura.
Martínez Arroyo ha destacado que en Castilla-La Mancha se concentra más del 65 por ciento de la producción nacional de este cultivo y gracias a este modelo impulsado por la Consejería de Agricultura, por un lado, se ven incrementados los fondos destinados a la investigación agraria y, por otro, los esfuerzos realizados se centran de una forma más precisa en los requerimientos de innovación del sector.

En este sentido, los pistachos son muy beneficioso según la Fundación Dieta Mediterránea que él mismo preside, dentro del apartado de los frutos secos. Y, por tanto, la alimentación saludable, particularmente cuando es rica en grasa mono y poliinsaturada durante el embarazo induce cambios epigenéticos y es esperable obtener beneficios para la salud en los nacidos con este ambiente intrauterino, en su etapa postnatal y durante el desarrollo puberal y en edad adulta.
Investigadores de obstetricia
El estudio ha sido realizado en el Hospital Clínico San Carlos y en él han participado investigadores del servicio de obstetricia, del servicio de Medicina Preventiva y del Laboratorio de Análisis Clínicos dirigidos por el Servicio de Endocrinología y Nutrición.
Para el estudio, se invitó a participar a todas las mujeres gestantes que acudieron a su primera visita gestacional, con anterioridad a la semana 12 de gestación y que tenían unos niveles de glucemia rigurosamente normales. La hipótesis planteada era que una buena alimentación basada en la dieta mediterránea, realizada desde el principio de la gestación podía reducir la aparición de diabetes gestacional (diagnosticada con los criterios menos estrictos IADPSG, y adoptados por la Organización Mundial de la Salud) entre la semana 24-28 de gestación, y también todos los eventos adversos que pueden afectar a la gestación, el parto y la salud de la madre y del recién nacido.
Para ello, se distribuyó a 1.000 mujeres gestantes sanas en 2 grupos de 500, el grupo control recibió el tratamiento nutricional habitual basado en la dieta mediterránea, pero limitando el consumo de aceite de oliva a menos de 4 cucharadas al día y el de frutos secos a menos de 2 veces por semana, y el grupo de intervención a las que se recomendó consumir más de 4 cucharadas diarias de aceite de oliva virgen extra y pistachos de forma diaria. Para ello se les suministró de forma gratuita 10 litros de aceite de oliva virgen extra y 2 kg de pistachos en las semanas 12 y 24-28 del embarazo, para asegurar que dispusieran de suficiente cantidad de aceite de oliva virgen extra para utilizarlo de forma diaria en la preparación de todos los alimentos y suficiente cantidad de pistachos para consumir de forma diaria al menos 25 gramos.
El resto de las recomendaciones sobre alimentación y ejercicio físico fueron idénticas para ambos grupos de mujeres. De igual forma su seguimiento y número de vistas fueron también las mismas. El patrón de alimentación ensayado como dieta mediterránea redujo en un 30 por ciento  la aparición de diabetes gestacional, y además la necesidad de tratamiento con insulina se redujo a la mitad. También se obtuvieron otros beneficios como una reducción significativa en las tasas de prematuridad, de cesáreas urgentes, de infecciones de orina y de trauma perineales en la madre y también de recién nacidos pequeños y grandes para la edad gestacional. Es decir, la adherencia mayor a la dieta mediterránea se asocia a una gestación con menor número de eventos adversos. Además, no ganaron más peso durante la gestación. 
Los resultados muestran que tanto los frutos secos, especialmente el pistacho, como el aceite de oliva virgen extra, tienen efectos favorables demostrados metabólicos, antiinflamatorios, inmunitarios o antitrombóticos. Pero tan importante es lo que se come, como en lugar de que se come. Las mujeres que disponen de aceite de oliva virgen extra y lo utilizan como única fuente de grasa para cocinar, consumen más sofritos caseros y menos comerciales, y más verduras y ensaladas, es decir alimentos con menor densidad calórica. Las mujeres que disponen de pistachos para su consumo diario ingieren menor número de snack comerciales u otros aperitivos ricos en grasas 'trans'. Los pistachos ofrecen además otra ventaja.  Su presentación tostada y con cáscara, como se ha empleado en este estudio, hace que se tarde más tiempo en consumir una porción que con otro fruto seco, por lo que aumenta la fase cefálica de la ingesta de alimento induciendo saciedad precoz. Probablemente por estos motivos no se produjo una ganancia de peso mayor en este grupo de mujeres.
El consumo de aceite de oliva y de pistachos de forma habitual se limita por su alto contenido calórico, con la intención de controlar mejor la ganancia de peso. Sin embargo, los datos del estudio demuestran lo contrario. En primer lugar, cuando se liberaliza el consumo de aceite de oliva virgen extra, las mujeres gestantes consumen una cantidad razonable, rara vez superan las 5 cucharadas soperas al día. Sin embargo, reducen de forma sustancial las salsas comerciales, y consumen más verduras y ensaladas.  En segundo lugar, el consumo de frutos secos, y en particular de pistachos como los suministrados en el estudio, sustituyen a otros aperitivos y picoteos con grasa 'trans' y con menor capacidad de saciar, por lo cual su consumo resulta muy favorable para la salud también por lo que se deja de comer. Por eso probablemente se controla mejor la ganancia ponderal durante el embarazo cuando se liberaliza el consumo de ambos alimentos
En resumen, la recomendación nutricional durante la gestación no solo no debe limitar el consumo de aceite de oliva virgen extra y de pistachos, sino que debe promocionarlo. Rara vez lo van a consumir en cantidad excesiva, inducen cambios muy saludables en su alimentación, y reduce de forma significativa los eventos adversos que pueden surgir durante la gestación, el parto y el recién nacido. De hecho, sus beneficios pueden trascender a la etapa postnata.





Fuente:    http://www.eldigitaldealbacete.com/2017/10/29/pistachos-castilla-la-mancha-prevenir-la-diabetes-gestacional/





lunes, 19 de noviembre de 2018

Insulina Basal: Una Inyección para Todo el Día

Existen varios tipos de insulina, las de acción rápida, las de acción intermedia y las basales. En el presente artículo nos centraremos en este último tipo, la insulina basal, las cuales se usan comúnmente como primera opción para el tratamiento con insulina en especial para las personas con diabetes tipo 2, por tener una acción más prolongada.

Sobre el uso de Insulina

Si usted tiene diabetes es porque su cuerpo no puede producir suficiente insulina para mantener la glicemia (azúcar en sangre) en rangos normales. Las personas con diabetes tipo 1 requieren de insulina desde el principio, mientras que los que tienen diabetes tipo 2, pueden o no hacer uso de las inyecciones de insulina, esto depende de las características de cada persona como la edad, control glicémico, complicaciones, etc.

Tipos de Insulina Basal

Dentro de las insulinas basales encontramos a la Insulina Glargina, conocida por su marca comercial Lantus® de la casa comercial Aventis Pharmaceuticals Inc. y además a la Insulina Determir, cuya marca comercial es Levemir® del laboratorio Novo Nordisk.
Ambas son análogos de insulina, cuyo objetivo es mantener estable el nivel de azúcar en sangre sin la necesidad de inyectarse varias veces al día, asegurando un control adecuado. Esto debido a que su acción es de cerca de 16 a 24 horas, teniendo un efecto levemente mayor a las 6-7 horas luego de la inyección, por lo cual puede contrarrestar perfectamente al fenómeno Alba.

Dosis de Insulina Basal

Usted puede llegar a necesitar desde 5 hasta 100 unidades para controlar su azúcar en sangre, es importante que conozca que las dosis iniciales así como su esquema se basarán en el criterio de su médico acorde a sus necesidades individuales. Sus dosis recomendadas pueden variar mucho de su amigo(a) o familiar. Todos somos diferentes y del mismo modo son diferentes las dosis de insulina.
En la diabetes tipo 2, es común que se inicie con 10 a 15 unidades de insulina de acción basal, que se inyectan por lo general cada 24 horas, y cuyo horario de aplicación más común es en la noche, antes de acostarse y preferiblemente a la misma hora. Para saber si la cantidad recomendada es suficiente usted deberá chequear con regularidad su glicemia en ayuno, luego su médico le ayudará a ajustar la dosis si es necesario.
Un uso erróneo que es muy frecuente es inyectarse una cantidad mayor de insulina pensando que el efecto pudiera ser más prolongado, lo cual no es cierto, ya que independientemente de la cantidad su acción máxima está establecida en 24 horas para la Glargina y 16 horas para la Determir.
Los cambios o ajustes de dosis que recomiende su médico deben hacerse cada 3 días, debido a que por su acción lenta los cambios tardan en producirse. No se desanime si no ve una modificación rápidamente, esto es un trabajo en equipo entre su médico y/o educador en diabetes y usted.
Recuerde que además de la dosis de insulina, el ejercicio físico, el horario de las comidas y de las meriendas así como la cantidad de alimentos que ingiere puede afectar sus cifras de glicemia. La constancia es su mejor compañera para poder ayudarle a mantener su azúcar en sangre en un nivel aceptable.
Ante cualquier duda consulte con su médico, especialista o educador en diabetes de confianza. Evite hacer ajustes a sus dosis de insulina por su cuenta.


fuente: insulina basal





miércoles, 15 de noviembre de 2017

¿Qué es la astenia?









Si te has sentidos falto de energía, con poca fuerza y sin ganas de hacer nada, es probable que tengas astenia. La astenia es la falta de fuerza física, muscular, cansancio mental, un decaimiento inusual y una debilidad generalizada que trae como consecuencia múltiples síntomas que impiden realizar actividades cotidianas, concentrarse y rendir al máximo.

¿Qué es la astenia?

El mal humor, la falta de ánimo y la somnolencia pueden estar presentes a diario cuando se padece astenia. Sin embargo, es importante diferenciar entre la fatiga, que es fisiológica, y la astenia, que es patológica. La astenia es un cansancio crónico que puede convertirse en enfermedad si no es detectada y tratada a tiempo. La fatiga, por otro lado, suele desaparecer al experimentar un descanso profundo después de un sueño reparador o al tomar unas vacaciones. Quienes tienen Diabetes tipo 1, tipo 2 o gestacional, son proclives a padecer astenia, sobre todo si hay un mal control de la glucosa. No obstante, no es exclusiva de las personas con esta condición, pues también puede ser resultado de la deficiencia de una enzima llamada citrulina que se encarga de estimular la energía celular.

Factores de riesgo y Primeras señales

Estos son los tres factores de riesgo para padecer astenia:
1- Ser diagnosticado con Diabetes y tener un mal control de la glucosa.
2- Tener entre 20 y 50 años.
3- Ser mujer.
Algunos de los síntomas para identificar este problema son:
-Falta de energía física o muscular.
-Dificultad para concentrarse.
-Depresión.
-Cansancio intenso, físico y mental.
-Lentitud de pensamiento.
-Trastornos del apetito.
-Decaimiento.
-Estrés.
-Dolores cambiantes en el cuerpo.
-Irritabilidad.
-Intolerancia al ruido y a la luz intensa.
-Cualquier tipo de alteración del sueño (insomnio o somnolencia).
que-es-la-astenia-1
A partir de estos rasgos, se puede confirmar que no sólo se trata de fatiga sino de astenia. Lo primero que hay que hacer es saber qué tipo de Diabetes se tiene, por ejemplo, si se tiene tipo 1, el problema se puede deber a las altas y bajas de glucosa, por lo que hay que verificar el control que se está llevando con la insulina.
El buen control de la glucosa es lo más importante para evitar astenia, acompañado de una buena alimentación y hábitos saludables.

Tratamiento

Lo ideal para la astenia cuando se padece Diabetes es lograr un buen control de la glucosa. Además, el Médico puede recomendar tomar lactato de magnesio de 750 mg después de cada alimento.
Este medicamento, tanto en la Diabetes tipo 1 como en la tipo 2, evita la resistencia a la insulina y convierte en energía los radicales libres que ocasionan la astenia. En este sentido, no es que la gente se cure, pero la fatiga desaparece.


Dicho fármaco no debe consumirse por más de tres meses continuos, pues podría generar estragos en el organismo. El Médico decidirá el tiempo que debe tomarse.
Si el primer tratamiento fracasa, existe el malato de citrulina, que es la enzima deficiente en el paciente con Diabetes, pero por sus efectos secundarios se requiere de receta médica controlada para adquirirlo.




lunes, 13 de noviembre de 2017

La diabetes gestacional puede llevar a la muerte


La diabetes gestacional puede llevar a la muerte 

La diabetes gestacional es una enfermedad metabólica que se caracteriza por ser reconocida por primera vez durante el embarazo y que usualmente no presenta ningún síntoma. "Por ello, a casi todas las mujeres embarazadas se les realiza una prueba clínica que se llama Prueba de Tolerancia a la Glucosa, entre las 24 y las 28 semanas de gestación", señala Violeta Villarroel, coordinadora de la carrera de Enfermería de la Universidad del Pacífico.
Pero, ¿por qué puede producirse esta enfermedad? "Al inicio del embarazo aumenta la secreción de las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona), lo que lleva a un aumento en la secreción de insulina y del uso de la glucosa periférica de reserva, y una disminución de la glicemia o nivel de glucosa en la sangre. En el segundo y tercer trimestre de la gestación la demanda fetal por nutrientes aumenta, produciéndose la movilización de los depósitos de glucosa materna, la transformación de glucosa desde las reservas del hígado y la resistencia a la insulina, lo que se manifestará en un aumento de la glicemia después de alimentarse", explica la especialista.
Dentro de los principales componentes de riesgo para padecer esta enfermedad, están los factores hereditarios, como tener antecedentes de diabetes en familiares directos, como padres o hermanos. "Además, haber tenido un embarazo previo con diabetes gestacional, antecedente de muerte fetal sin causa aparente, antecedente de recién nacido grande o macrosómico, feto actual creciendo sobre percentil 90, polihidroamnios (exceso de líquido amniótico) previo o actual y, por último, obesidad", indica la experta.
Para la enfermera, es indispensable estar atentos a este mal, ya que tanto el niño por nacer como la madre podrían tener complicaciones. "Las complicaciones para el feto son asfixia perinatal, alteraciones metabólicas como hiperbilirrubinemia, hipocalcemia e hipomagnesemia, malformaciones congénitas y dificultad respiratoria del recién nacido. Todas ellas dadas principalmente por la macrosomia o gran incremento de peso para su edad gestacional", precisa.
Pero más grave aún es que esto aumenta el riesgo de mortalidad. "Ello, considerando que una de las primeras causas de muerte perinatal son las malformaciones congénitas, seguida del síndrome de dificultad respiratoria por membrana hialina", agrega.
Si bien la especialista indica que los riesgos para la embarazada han disminuido las últimas décadas, la tasa de mortalidad materna es de cinco a diez veces mayor que en una embarazada no diabética. "Las complicaciones principales son de origen metabólico, entre ellos, la más importante es el Síndrome Hipertensivo del Embarazo y también se describe un aumento de infecciones del tracto urinario. Secundario a estas, existen complicaciones a nivel de riñones, vasculares y retinas propias de la diabetes", aclara.
A lo anterior, se suma que existen consecuencias posteriores en aquellas mujeres que padecieron diabetes gestacional. "Las mujeres con diabetes gestacional tienen un riesgo de 20 a 50% de desarrollar diabetes en seguimiento a veinte años. Además, si se mantienen los mismos factores de riesgo, la posibilidad de presentar diabetes gestacional en nuevos embarazos es mucho mayor", puntualiza.
Tratamiento y prevención
El tratamiento de la diabetes gestacional es muy relevante y debe ser realizado por un equipo multidisciplinario, formado por un obstetra, un endocrinólogo, una enfermera, una matrona y un nutricionista, en el cual el control obstétrico y la evaluación de la condición fetal debe ser riguroso. "Se debe mantener un control normal hasta las 28 semanas, luego cada dos semanas hasta las 34 semanas, y semanal hasta la interrupción del embarazo, poniendo hincapié en el valor de la presión arterial, altura uterina y estimación del peso fetal. A esto suma además el seguimiento ecográfico de la unidad fetoplacentaria", seña{a Villarroel
Acá el control metabólico materno es fundamental, siendo el principal tratamiento la dieta, con un control del consumo de hidratos de carbono y azúcares. "Si este tratamiento no es suficiente, se agrega la Insulinoterapia, que consiste en la inyección subcutánea de insulina. Más del 90% de las pacientes diabéticas gestacionales se controlan adecuadamente sólo con régimen", asegura la enfermera.
Para prevenir la diabetes gestacional, la especialista entrega algunos consejos para ayudar a disminuir los factores desencadenantes:
· Consuma verduras, en especial vegetales verdes como espinaca y acelga.
· Incluya frutas en su dieta.
· Elimine el azúcar de mesa y sustitúyala por stevia o sucralosa.
· Distribuya las calorías en al menos cinco comidas diarias.
· Aumente la ingesta de fibra.
· Practique ejercicio con regularidad.


Fuente:   puranoticia.cl

lunes, 30 de octubre de 2017

Cinco consecuencias inesperadas de la diabetes

La diabetes es un problema de salud importante que afecta a millones de personas en todo el mundo y de cualquier edad. Es una alteración crónica y compleja que se caracteriza por no metabolizar correctamente los azúcares, proteínas y grasas que se comen regularmente. La glucosa en exceso en la sangre causa daños en diversos tejidos y órganos de quien padece esta enfermedad.
En los últimos años se han creado campañas para crear conciencia sobre sus riesgos y evitar problemas. Tanto gobiernos como instituciones médicas están trabajando en conjunto pero muchas personas se enfrentan a consecuencias inesperadas de esta grave enfermedad.
1. Problemas bucales
Las personas con diabetes mal controlada tienen un mayor riesgo de tener problemas bucales, de encías y enfermedades gingivales que quienes tienen sus niveles de glucosa normales. Si tienes diabetes, prediabetes o síndrome metabólico debes prestar especial atención a la higiene bucal y visitar de forma regular a tu odontólogo.

No es raro que las personas detecten las primeras consecuencias inesperadas de la diabetes justo en su boca. Ya sea que de pronto notes que aparecen caries o problemas de encías o que el dentista te los comente. Los problemas más comunes son:

Periodontitis. Esta enfermedad afecta al hueso que sostiene a tus dientes. Es importante que sigas el tratamiento recetado por el dentista para evitar perder tus dientes.
Caries. Además de lucir mal, pueden provocarte varios problemas como sensibilidad al tomar frío o caliente. También puede causar mal aliento que ni un buen cepillado de dientes puede mejorar.
Infecciones fúngicas. El exceso de azúcar crea el ambiente perfecto para infecciones de todo tipo. Controla tus niveles de glucosa de forma permanente y siempre asegúrate de eliminar residuos de azúcar y alimentos.
Mal aliento o aliento afrutado. Algunas veces este síntoma es el primero que se nota en las personas con diabetes. Si detectas este problema acude cuanto antes a un chequeo médico para revisar tus niveles de glucosa en sangre.
2. Pérdida de la capacidad auditiva
Se ha detectado una mayor tasa de pérdida auditiva en personas con diabetes que en personas con niveles de glucosa en sangre normales. Esto se puede descubrir a través pruebas que miden la capacidad de los participantes para oír frecuencias bajas, medias y altas en ambos oídos. Quienes presentan la segunda de las consecuencias inesperadas de la diabetes pueden tener como síntomas:
-Vértigos
-Zumbidos
-Hipoacusia
-Problemas de equilibrio

Los niveles de glucosa mal controlados pueden tener como consecuencia la esclerosis de la arteria auditiva interna, atrofia del ganglio espiral y la desmielinización del octavo nervio. Si tienes más de 40 años, tus riesgos aumentan. Presta atención y, si notas que últimamente no escuchas bien o quienes te rodean deben gritar para que les oigas, es importante que acudas con el médico.

3. Infecciones en la piel
Son otra de las consecuencias inesperadas de la diabetes. Los problemas comunes se pueden clasificar en cuatro tipos:
-Lesiones
-Infecciones cutáneas
-Reacciones medicamentosas
-Pie diabético

Los diabéticos son especialmente susceptibles a la resequedad de la piel, ya que cuando los niveles de glucosa están muy elevados, el cuerpo se intenta librar del azúcar a través de la orina frecuente. Si tus niveles de glucosa no disminuyen a su nivel correcto, tendrás más deseos de orinar y más líquido perderá tu cuerpo. Si no repones ese líquido tomando agua, quedarás deshidratado.

En casos graves, se pueden formar lesiones que pican y se descaman, de color rojo. Recuerda que dos litros de agua al día son el mínimo ideal. Puedes aplicar cremas lubricantes sobre la piel que luzca reseca pero si tu cuerpo está sediento, el efecto de la crema durará un par de horas o minutos.

4. Apnea obstructiva del sueño
Otra de las consecuencias inesperadas de la diabetes es la apnea obstructiva del sueño. Este es un problema respiratorio común y que suele pasarse por alto. Se presenta cuando hay colapsos intermitentes y repetidos de las vías aéreas durante el sueño. 

Se presenta en un 2% de las mujeres y en el 4% de los hombres. Dos factores que facilitan su aparición son la obesidad y la diabetes. Si notas que tienes problemas para respirar mientras duermes es importante hacer ejercicio y mejorar la dieta para perder peso. El mejor ejercicio es una hora de caminata que acompañado de una alimentación rica en vegetales.

5. Disfunción sexual
La diabetes puede llevar a la dificultad en el desempeño sexual, tanto para hombres como para mujeres. Los hombres que tienen diabetes tienen tres veces más probabilidades de sufrir lesiones en los nervios y arterias, interrumpiendo el flujo sanguíneo necesario para obtener una erección.

Además de eso, algunos medicamentos de la diabetes pueden tener efectos secundarios que contribuyen a la disfunción sexual. Las mujeres pueden presentar:
-Lesiones en la zona genital no relacionadas con enfermedades de transmisión sexual
-Depresión
-Infecciones en el área genital







Fuente:     vivecondiabetes.com

viernes, 27 de octubre de 2017

4 herramientas para cuidar tus dientes de la Diabetes

Para realizarte un cepillado correcto y gozar de una salud bucal, te sugerimos 4 herramientas para cuidar tus dientes de la Diabetes.

1. Cepillo

Infinidad de modelos, colores, tamaños y aditamentos confunden al momento de elegirlo, pero realmente son sencillas las características que debe tener para cumplir su misión de limpieza:
 Cabeza pequeña. Algunos Odontólogos sugieren guiarse por el tamaño que suman los cuatro dientes incisivos inferiores para conocer la dimensión adecuada.
• Cerdas de nylon, con textura suave y redondeadas, para que alcancen cada uno de los dientes, sin que se desgaste el esmalte.
• Su mango debe permitir sujetarlo con firmeza.

2. Pasta dental

Busca que contengan flúor y calcio. El primero protege los dientes de ácidos y el segundo fortalece el esmalte. El empaque debe ser de plástico, pues el metal inactiva la acción del flúor.
herramientas-para-cuidar-tus-dientes-de-la-diabetes

3. Hilo dental

Su uso es indispensable al menos una vez al día, especialmente por la noche, ya que limpia zonas a las que el cepillo no puede llegar. Un trozo de 30 a 40 centímetros es suficiente en cada limpieza. Para usarlo, enrolla la mayor cantidad de hilo en el dedo medio de una mano, mientras que en el mismo dedo de la otra mano se enreda sólo un poco, pues este irá recogiendo el hilo sucio, una vez que pasa entre los dientes. Elegir un hilo suave es importante, pues se desliza sin dañar las encías.

4. Enjuague bucal

Algunos dentistas se muestran escépticos frente a los beneficios del enjuague porque cuando contiene alcohol, llega a provocar ardor y picazón, además, consideran que, al suprimir el mal aliento momentáneamente, puede esconder los síntomas de enfermedades más severas como la gingivitis. Sin embargo, señalan que la mejor opción es elegir aquellos enjuagues bucales con fluoruro que no contengan alcohol; de esa forma, evitas otros padecimientos orales.

Fuentes :   diabetesbienestarysalud.com,     Asociación Dental Mexicana, Asociación Dental Americana.