recopilacion de articulos

viernes, 30 de diciembre de 2016

Cómo cuidar la higiene íntima cuando se tiene Diabetes

Por el desequilibrio hormonal que produce la glucosa elevada, la mujer debe ser más cuidadosa con sus genitales. A continuación, te explicamos cómo cuidar la higiene íntima cuando se tiene Diabetes.
La vagina es una de las zonas que más se ve afectada por niveles altos de glucosa cuando el paciente no lleva un buen manejo de su enfermedad.
El cambio que genera el exceso de glucosa en su pH, de ácido a alcalino o a menos ácido, contribuye a que algunas de las 15 especies de microorganismos que de manera natural viven en este conducto, proliferen y produzcan un estado inflamatorio en la vagina.
Algunos de los síntomas comunes de este problema son los que generan la cándida albicans o la gardnerella, un hongo y bacteria, respectivamente, que al multiplicarse producen inflamación y prurito en las regiones vulvar y vaginal, así como secreciones blanquecinas o grises, y en el caso de la última, un fuerte olor.
Infecciones por contaminación
La alteración que genera la Diabetes en las defensas y la cercanía que tiene la vulva con el ano, son otros factores que también predisponen a que la vagina se infecte fácilmente de microorganismos que proceden del sistema digestivo (como la escherichia coli) y que migran al sistema urinario por la uretra, propiciando tanto infecciones urinarias como una mayor susceptibilidad a enfermedades de transmisión sexual.
Descúbrelas a tiempo
Para evitar estas circunstancias o detectarlas tempranamente, se aconseja que la mujer con Diabetes observe atentamente su vulva y secreción vaginal para detectar cualquier color, olor o cambio en su viscosidad; limpie la zona íntima de adelante hacia atrás después de orinar y defecar; y se quite el traje de baño o los leggins deportivos, una vez que haya terminado su entrenamiento.
Los artículos ideales
La elección de los productos de higiene íntima es otro aspecto en el cual hay que poner atención para no alterar las condiciones en que la vagina se mantiene sana; por ello, es mejor comprar calzones de algodón que cubran completamente la vulva y permitan la transpiración.
Además las toallas higiénicas con cubierta suave y un shampoo íntimo que tenga ingredientes, como ácido láctico y prebióticos, que ayuden a recobrar la acidez de la vagina.
Con respecto a este último producto, es importante aclarar que se trata de un shampoo destinado a limpiar, hidratar y promover la acidificación de la vulva.
Es mejor escoger uno que proceda de una casa farmacéutica que se preocupe por la defensa de esta zona más que por su desodorización o blanqueamiento.
Para que funcionen correctamente
Obviamente, la paciente con Diabetes debe estar consciente de que las recomendaciones antes mencionadas funcionarán en la medida en que ella mantenga la enfermedad controlada y disminuya los altos niveles de glucosa en sangre, pues esto es lo que genera la cadena de patologías íntimas.